Pasado, Presente y Futuro de Grupo Scout General Antranik

Todo empezó en 1986, cuando algunos miembros de la institución decidieron formar un grupo scout. Gracias a ellos y a la colaboración de hermanos de Montevideo (Uruguay) quienes sábado a sábado venían a esta ciudad a darnos una mano, la entonces Agrupación Scout General Antranik por fin inició sus actividades un 26 de mayo. Su nombre es un homenaje al gran héroe armenio, cuyos ideales deseamos perpetuar. Nuestro primer Jefe fue Daniel Vaneskeheian, uno de los que participó en la gesta del proyecto y a quien siempre tenemos presente por haber hecho posible que todo, por fin empezara a ser realidad. Los años fueron pasando, y con ellos los campamentos recorriendo Argentina y compartiendo con otros hermanos scouts armenios de Buenos Aires, Córdoba, Uruguay y Brasil. Los integrantes fueron creciendo junto con el grupo, muchos se alejaron, otros aún permanecen nutriendo al resto de fuerza, recordando los momentos pasados y ayudando a crear un futuro.

En 1989, Daniel le dejó su lugar a Hagop Simonyan, quien ocupó su cargo por diez años. En ese período, nos mudamos a nuestra actual casa, inauguramos la multitudinaria “Fiesta Scout” (con la que cada año festejamos nuestros aniversarios) y seguimos creciendo juntos. Entre 1999 y 2005, nuestro Jefe de Grupo fue Maximiliano Khatchikian, uno de esos chicos que formó parte de las filas iniciales, junto a él, en 2001 cumplimos el sueño de realizar nuestro Campamento de Servicio en Armenia. Continuando la labor de Maxi, nuestro actual Jefe es Ramiro Dagavarian, que también tiene un larga historia en nuestro Grupo.

Hoy, a casi 30 años de aquel inicio, estamos muy contentos con lo que somos, contamos con casi 60 integrantes y la gran parte de nuestros dirigentes creció en nuestro seno: eso nos llena de orgullo. Estamos formados por cuatro secciones mixtas, Manada (7 a 11 años), Unidad Scout (11 a 14), Caminantes (14 a 18) y Rovers (18 a 21). En ellas jóvenes y adultos participan para lograr diversas metas, adquirir conocimientos, crecer, vivir en la naturaleza, autosuperarse, conocerse y jugar siempre enmarcados en la Ley de los Scouts, el compromiso de la promesa y la armenidad, otra de las características que nos une. Así intentamos formar mejores ciudadanos con valores y principios nobles y útiles.

Somos scouts, pero también armenios y eso reclama un compromiso profundo para con la colectividad. Es por eso que en Julio de 2001 hicimos realidad un sueño: el de viajar y acampar en nuestra Madre Patria y allí realizar servicios a nuestros hermanos. Durante 21 días, 27 miembros del grupo estuvimos colaborando en la reparación de una escuela en el pueblo de Datev, donde también compartimos momentos con la gente del lugar. Después fuimos a otra escuela en las afueras de Ereván para seguir trabajando y recorrer la ciudad. Tuvimos en ese viaje la oportunidad de conocer importantes lugares de Armenia , como el Monumento de Sardarabad, la Catedral de Surp Etchmiatzín, entre otras iglesias, y ascender al Monte Arakatz. Pero los dos momentos que más recordamos son el homenaje que le realizamos al General Antranik en su tumba y la renovación de nuestra promesas como scouts en Jor Virab, frente al Monte Ararat.

Y en 2010 tuvimos la oportunidad de regresar a la Madre Patria para compartir con otros scouts de diferentes paises un campamento en el Camp Antranik de la UGAB. Fue una experiencia por demás movilizadora.

Porque ser scout se lleva adentro y es más que juntarse por tres horas los sábados. Porque formamos parte de un gran movimiento a escala mundial. Porque Antranik está en Armenia. Porque queremos tener sueños y queremos cumplirlos juntos. Por todo esto, seguimos adelante.

Siempre listos / Mishd Badrasd